Uso de la tecnología en la investigación de mercado

La tecnología siempre se utilizó y fue importante en la investigación, especialmente en el proceso de obtención y […]

La tecnología siempre se utilizó y fue importante en la investigación, especialmente en el proceso de obtención y análisis de datos. Con el desarrollo de la tecnología sucediendo a un ritmo muy rápido, era obvio que la investigación en todas sus formas se desarrollaría y cambiaría con ella. A pesar de no ser aplicable en todos los casos y para todo tipo de investigación, el uso de la tecnología en la investigación de mercados no solo está cada vez más presente ahora, sino que también está en el centro del proceso.    

En el pasado, cuando la tecnología que tenemos actualmente todavía estaba en desarrollo y no estaba disponible, el proceso de investigación era bastante diferente. En Brasil, por ejemplo, un investigador era visto como alguien que camina por las calles recolectando datos y tomando notas en un portapapeles, pero esto obviamente ha cambiado a lo largo de los años. Ahora, con Internet y otras herramientas, la recopilación y el análisis de datos se ha convertido en un proceso más automatizado. 

Los datos cuantitativos, por ejemplo, a menudo se pueden recopilar sin la necesidad de interacción en persona. Esto se puede hacer con la ayuda de herramientas como los cuestionarios en línea, que los encuestados pueden aplicar y responder básicamente en cualquier momento y lugar. El uso de estas herramientas, entonces, hace que el proceso sea más automático y rápido. 

Este tipo de uso de la tecnología ha sido crucial para nuestra investigación aquí en Smart, ayudándonos a simplificar y acelerar nuestros procesos. También nos está ayudando a ampliar aún más nuestra cobertura, lo que nos permite llegar a todo tipo de encuestados en muchos países y continentes diferentes. Crecer así y poder seguir ofreciendo lo mejor a nuestros clientes hubiera sido mucho más difícil sin las herramientas de investigación que tenemos gracias a la tecnología.  

Cabe señalar que la tecnología no reemplaza el contacto visual y que la comunicación en persona es obligatoria para ciertos métodos de investigación. Sin embargo, puede ser uno de los mejores aliados en el proceso de investigación y, a veces, la razón por la que el proceso fue exitoso. Sin lugar a dudas, el uso de la tecnología en la investigación de mercado llegó para quedarse y aporta muchos beneficios al mercado de la investigación cuando se comprende cómo y cuándo utilizarla.